ESP | ENG | FRA

banner tomas de perrate

SOLEÁ SOLA

Tomás de Perrate

Tomar fuerzas atrás para dar un salto vertiginoso hacía delante.

***

Pues se trata de presentar la enorme dimensión de este cantaor, tan a menudo difuminada por los tópicos de la industria flamenca y el peso de la historia familiar. Perrate, su nombre lo indica, es hijo de Perrate de Utrera, un mito para el llamado cante gitano andaluz. Pero Tomás es algo más que su descendencia, nada menos. Su apertura a distintas músicas y experimentos escénicos, amparado por su voz arenosa, de un rajo inimitable, no deja de sorprender en los ámbitos que se presenta. Este disco quisiera recoger esta posición singular y, en cierto sentido, la soledad de su figura. Por eso, queremos pivotarlo en torno a los tres ejes musicales que Tomás ha venido transitando estos últimos años.

Por un lado la responsabilidad del cante de Utrera, podríamos decir la tradición o el canon, y no nos equivocaríamos, pero también la asunción de una sensibilidad radical que se alumbró en el flamenco en los años 50 y 60, a la vez que aparecían en el mundo el blues rural o el folk de raíz, por poner sencillos ejemplos. Claro que sí, esto es lo que se espera de la garganta de Tomás. Así, la soleá de su casa, desnuda de cualquier aditamento, con el rascar guitarrístico de un asiento de enea.

Pero, por otro lado, esta esa querencia de Tomás por los experimentos musicales, por el espectro de la música contemporánea, como podemos ver en sus colaboraciones con el bailaor Israel Galván. Experimento es simplemente el nombre que se pone a aquello que constituye una ampliación de la experiencia. Se trata siempre de una apuesta flamenca, claro, pues Perrate mueve su diapasón. Por ejemplo, su versión del Karawane de Hugo Ball es en realidad una tanda de viejas tonás flamencas. Lo que hace Tomás es poner ese sonido en otro sitio y abrir así la sorpresa, tan honda y flamenca.

Finalmente, otra de las facetas desarrolladas en los últimos años, la de crooner que afronta standares de jazz o rock, tango o copla en diversas colaboraciones, con Belén Maya, por ejemplo, o con Sistema Tango una joven formación sureña con la que desarrolla el imaginario de un Polaco Goyeneche flamenco. Fíjense ahora como declina su griego en el rebético, especie de Tom Waits asilvestrado con el Borrico de Jerez, si es que pueden establecerse comparaciones entre las mil mesetas de las voces de arena.

Y no es malo el equipo que Tomás de Perrate se ha buscado para reescribir su entendimiento flamenco. Está la guitarra de Alfredo Lagos y la gente de Proyecto Lorca que también son de Utrera. José Manuel Gamboa nos acompaña en las calas arqueológicas y Raúl Fernández Miro Refree en la producción, y también en la guitarra, y el que esto escribe, Pedro G. Romero, en sus labores de aparato y dirección artística.

Pues eso, mirar los orígenes, la tradición, las raíces, como queramos llamar a todo lo que queda atrás, con la intención de saltar adelante, actualizar, dar un decidido paso y echar andar. En eso estamos, en el paseo, en la caminata, andando.

***

Soleá sola es, así, el nombre con el que el propio Tomás de Perrate se refiere al trabajo musical que tiene en marcha. En el diseño del mismo se han programado una serie de grabaciones en vivo (preferimos con mucho esa palabra a otras como grabación en directo) que ayuden a reflexionar y configurar una idea de cómo debe sonar este flamenco que quiere hacer ahora Tomás de Perrate. En los últimos tiempos no deja de ser habitual -las exigencias de la industria musical así lo imponen- este tipo de grabaciones entre los artistas flamencos. Y bien, en ese mismo sentido hemos decidido argumentar el espectáculo ahí precisamente, en la dinámica misma de sacar una manera particular de sonar.

Para sacar ese sonido afuera, el proyecto del disco y las actuaciones en directo no se separan, se aúnan en un trabajo similar al del estudio de grabación, un sonido que intentamos integrar en una suerte de “rito y geografía del cante”, una reactualización del giro etnográfico que protagonizaron José Manuel Caballero Bonald y José María Velázquez Gasteluz, un “rito y geografía” futurista que dijera al escucharnos algún paisano de Utrera.

Eso sí, ahora, muy conscientes, sabemos que cualquier grabación es una señal eléctrica, que todo lo que suena es producto del bit, de unidades de información sonora que siempre podemos desbordar, ese es nuestro intento y esa es precisamente una de las funciones o suertes con que se sigue desplegando el flamenco en el siglo XXI.

La grabación de este sonido, dirigida por Refree, hará de los conciertos (en teatros, salas de conciertos, bodegas, peñas, casas particulares, iglesias, incluso en algún estudio de grabación) privilegiados lugares para el registro, producción y elaboración de un particular sonido. Nos guían la recomendaciones que en su día Manuel de Falla hiciera a José de Val del Omar, anticipándose en años al nacimiento de la música concreta, pensemos en emparentar la señal eléctrica del gramófono con la madera del clavicordio o la tripa de un tambor o una cítara, pensemos que el sonido es materia, eso que al maestro de Cádiz había interesado, primero, en el flamenco y, después, en la música española de los siglos XVI y XVII. Lo que sabemos es que el sonido no solo es una cuestión de tiempo, de ritmo o de compás, el sonido también construye un espacio, se hace cuerpo, el sonido se eleva pera también pesa.

Pedro G. Romero


CRÉDITOS

Elenco
Tomás de Perrate Voz (y guitarra)
Alfredo Lagos Guitarra
Juan M. Jiménez (Proyecto Lorca) Saxos
Antonio Moreno (Proyecto Lorca) Percusiones
Artistas invitados
Raúl Fernández "Refree" Guitarra
Inés Bacán Cante
Paco de Amparo Guitarra
Aparato y dirección artística Pedro G. Romero
Con la colaboración de José Manuel Gamboa
Diseño iluminación Manu Madueño
Diseño sonido Manu Meñaca
Producción A Negro producciones (Cisco Casado y Raquel Gutiérrez)
Management y contratación:
- A Negro Producciones (Cisco Casado)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / +34 670 81 99 70

En colaboración con: