ESP | ENG | FRA

SOLO

Vicente Escudero concibe la idea de bailar sin música pero, por otro lado, es algo intrínseco al flamenco porque la música es el propio cuerpo del bailaor. Y lo concibe treinta años antes de que Merce Cunningham haga la gran revolución de bailar sin música. Y cuando él se presenta en Nueva York en los años treinta con ritmos sin música la crítica lo celebra muchísimo. Luego pasan cosas, Vicente Escudero vuelve a España, desaparece, pero allí lo celebran como algo impresionante, un artista muy radical. El bailarín se presenta como el dueño de su espacio, que es algo muy importante en la modernidad, y que ya no depende ni siquiera de la música para construir su trabajo sobre el escenario. Ésa que es una de las grandes revoluciones de la danza después de la segunda Guerra Mundial, la hace antes un flamenco. Y encima, eso forma parte de la idiosincrasia del propio flamenco. Darse cuenta de eso es lo que hace que Israel no note complejos, que pueda hablarle a los artistas modernos de tú a tú. Últimamente, ha estado en el Guggenheim de Bilbao con Sol Picó y danza moderno. Tengo amigos especialistas de danza que no lo habían visto nunca y me han llamado como diciendo “este tío les ha mojado a todos las orejas”. Todos los demás que eran los supuestos modernos, parecían a su lado arcaicos.
Pedro G. Romero

« Donde me encuentro bien bailando es encima del riesgo. No es porque tenga una estrategia, ni me he planteado ser el más vanguardista. Sale.
Si me meto en una cosa nueva, innovadora o que nunca se ha hecho, es siempre desde la raíz. Mi intención es escapar a los clichés flamencos y tomarme las máximas libertades. Hoy un artista flamenco ya no se cria en los tablaos o en las fiestas. He ido al colegio, tengo internet y voy al cine. Los bailaores hoy ya no tienen las mismas influencias que antes. Pero lo nuevo viene de las raíces. La gente dice que mis movimientos son nuevos y hasta grotescos, pero yo he aprendido mirando a fotografías de hace cincuenta años. Intento hacer volver la danza a su esencia, aunque el resultado no es gracioso, al final es más puro. »
Israel galván


Más información ⬇

En un momento en que el baile se debatía entre lo rancio y lo nuevo, llega Israel Galván que se niega a elegir bando. “Es el más viejo de los bailaores jóvenes”, dice de él Enrique Morente. Y es verdad, porque Israel Galván lo mismo sabe de los tangos del Titi de Triana que te adivina un gesto flamenco en la danza butho. Ante un panorama que se dirimía entre dos vías, el canon inventado y la afectación moderna, Israel Galván deshace el camino trillado. Frente a quienes quieren mantener un status quo clásico y canónico, retuerce el canon para darnos un flamenco conceptista y barroco. Frente a quienes introducen modismo de la danza moderna y contemporánea, del jazz o del folklore, propone reconstruir un baile flamenco moderno usando sólo los materiales que hasta hace muy poco eran herramientas exclusivas de los flamencos. Israel Galván parte del reconocimiento. Las alegrías de Mario Maya o la soleá de Farruco, sus pasos, sus quiebros, su música, éste es el material que tiene que entenderse para redibujar el flamenco nuevo. Israel Galván no engaña a nadie fingiendo una vida de bailaor en una canción de Mecano. ¿Quién puede dudar que para Israel Galván es mas importante una película de Stanley Kubrick que un paso de Nacho Duato? Israel Galván aprende más de baile yendo al fútbol con Manuel Soler que en una academia moderna. Puedo dar fe de que el bailaor, que admira a Dalí, conoce los secretos del método paranoico crítico: cuando montó la muerte de Gregorio Samsa en La Metamorfosis decidió incorporar la coreografía de la Pavlova La muerte del cisne a la seguiriya-martinete del final, sin saber que, ochenta años antes,
Vicente Escudero tuvo la misma inspiración para crear la primera seguiriya de baile. Israel Galván lee la vida de Félix el Loco, fuente de sucoreografía Los zapatos rojos, y baila una farruca que resta a la creación de Massine lo extraño al flamenco que había en ella. Nadie duda de que Israel Galván es el bailaor de los bailaores, vista la frecuencia con que éstos suelen mezclarse entre su público. Nadie duda de que es el favorito al compás entre los cantaores, visto como éstos le exigen que compatibilice bulerías y tangos con sus experiencias modernas.
Nadie duda de que el flamenco de los últimos años sería otro sin el paso de Israel Galván.

Pedro G. Romero

Créditos ⬇

Duración45 minutos
Baile y coreografía Israel Galván
Sonido Pedro León
Producción A NEGRO PRODUCCIONES
“Solo” de Israel Galván ha sido programado desde noviembre de 2007 en:
  • Cinémathèque de la Danse, Paris (Francia)
  • Mercat de les Flors, Barcelona
  • Fundación Hermès para la danza, Paris (Francia)
  • Hispanic Society of America, New York (EE.UU)
  • Nottdance 08, Nottingham (Reino Unido)
  • Bienal of Contemporary Art, São Paulo (Brasil)
  • Universidad Complutense, Madrid
  • Museo Guggenheim, Bilbao
  • La Ménagerie de Verre, Paris (Francia)
  • Centro Cultural de la Villa,
  • San José de la Rinconada, Sevilla
  • Claustro de Santo Domingo. Centro de Formación de la Cooperación Española, Cartagena de Indias (Colombia)
  • Domo de Curundu. Campus Harmodio Arias Madrid. Universidad de Panama,
  • Ciudad de Panamá
  • MuAC (Museo Universitario de Arte Contemporáneo), UNAM, México DF
  • Teatro Sasha Waltz, Berlín (Alemania)
  • Vignola VIE Scena Contemporanea Festival, Módena (Italia)
  • Dansens Hus, Oslo (Noruega)
  • Auditorio Museo Picasso, Málaga
  • Home Works 5,  Dome City Center, Beirut (Líbano)
  • Maestranza de artillería, Mes de Danza de Sevilla
  • Corral de Comedias de Alcalá de Henares, Madrid
  • La Fragua – Convento de Santa Clara, Belalcázar, Córdoba
  • Festival de Danza Deltebre, Tarragona
  • Calder Foundation, New York (EEUU


GALERÍA


En colaboración con: