ESP | ENG | FRA

LA CURVA

En 1924, Vicente Escudero presentó en el teatro La Courbe de París una experiencia singular. En el que sería uno de sus espectáculos más atrevidos, mezclaba, bajo la advocación cubista, igual un número dedicado al “Foot-ball” que su famoso zapateado a imitación del ruido de una pirámide de sillas al desmoronarse sobre el suelo.  En el número titulado “La Courbe” se anunciaba, con cierta picardía comercial, el baile de jazz con que al año acabaría triunfando Josephine Baker. Es un enigma qué bailaría Escudero, sólo sabemos por las descripciones que usaba una caja de banjo como cajón de resonancias.
Tras “Tabula Rasa”, un experimento con la sincronización temporal de la música en el que la triada flamenca tradicional de voz, instrumento y baile se presentaban por separado, Israel Galván quiere adentrarse ahora en otro espacio vacío. Hay una textura común entre el cante solitario y casi atonal de Inés Bacán y las cualidades tónicas del piano solo de Sylvie Courvoisier. Hay un punto de vibración, de vibrato, que identifica la voz primitiva con el piano de vanguardia. Adentrarse sólo en ese espacio tensado, eso pretende evocar Israel Galván. En solitario, cada una de estas dos mujeres –es importante que sean dos mujeres- hará tensar sus cuerdas para llenar el espacio de vibraciones. En algún punto quizás podremos escuchar la vieja caja de banjo que evocara Escudero. Como indicara Deleuze, cualquier espacio con vibraciones se hace curvo, se dobla, se pliega. Es en ese pliegue espacial que quiere bailar ahora Israel Galván.
Después de dejar vacío el encerado con “Tabula Rasa”, un verdadero ejercicio de borrado, punto de partida y comenzar de nuevo, ahora, en esa pizarra en blanco se empieza a trazar un sencillo dibujo: una curva. Con “La curva” quiere seguir replanteando de raíz su vocabulario flamenco, reescribiéndolo desde cero, en unas sesiones límites en la que poco a poco va despojándose, a la vista del público, de toda su sabiduría.
Pedro G. Romero


Más información ⬇

Fue mi amigo Pedro G. Romero el que le puso nombre a lo que yo acababa de contarle: mi inquietud por hacer una obra que uniera dos universos, el de la música contemporánea y el del flamenco más profundo, más original, un flamenco que me gusta cada vez más, y que reconozco en Inés Bacán. Me siento cómodo en la línea que va de uno a otro, me siento cómodo con el silencio. Desde esta mañana, aquí, estamos creando algo que no tiene nombre, un mundo nuevo. Estamos en una isla desierta e intentamos que sea habitable. Es como si cada uno de nosotros fuera andando por la calle y de pronto lo sacan de allí y se encuentra en una habitación con otras dos personas que hablan lenguas distintas. De repente tres idiomas distintos aprenden a comunicarse. Este espectáculo saca por tanto el flamenco de su hábitat natural. Tenemos libertad para experimentar, en un espacio sin principio ni fin, sin concesiones. En el espectáculo, somos esta habitación, y el espectador nos observa por el agujero de la cerradura.
La Curva nace de mi familiaridad con el silencio. De mi necesidad de desestructurar los recitales flamencos, donde cante, música y danza están íntimamente ligados. Quería ver cada elemento por separado, mostrar el silencio. La Curva es también la segunda parte de La edad de oro. Allí me enfrento a un cantaor y un guitarrista. Aquí voy hacia lo femenino, con dos mujeres, una muy jonda y otra muy vanguardista. La dos juntas, es mi idea de mujer artista.
He tenido la suerte de encontrarme en una curva de mi camino artístico a Inés y Sylvie. Ellas me ayudan a poner la banda sonora al taller personal de mi baile, haciéndome bailar desde Lebrija a New York. En este viaje me acompaña mi fiel escudero del compás, “Bobote”.

Israel Galván

Créditos ⬇

Duración90 minutos
Baile Israel Galván
Piano Sylvie Courvoisier
Cante Inés Bacán
Palmas y jaleos Bobote
Idea original, coreografía y dirección musical Israel Galván
Composición musical Sylvie Courvoisier
Dramaturgia y dirección de escena Txiki Berraondo
Diseño de iluminación Rubén Camacho
Sonido Pedro León
Producción A NEGRO PRODUCCIONES
Coproducción THÉÂTRE DE LA VILLE - PARIS
Con la colaboración del Instituto Andaluz del Flamenco de la Junta de Andalucía
Estreno el 7 de Diciembre de 2010 en la Salle Charles Apothéloz del Théâtre Vidy de Lausanne (Suiza)


GALERÍA


En colaboración con: