ESP | ENG | FRA

BOH!

Del renacimiento italiano a la película “La Gran Belleza” hay largo trecho. Un camino copado por una sociedad civil jaleada por la potencia política de uno de los paradigmas de la desfachatez neoliberal, Il Cavalieri.

“Boh!” es una expresión italiana que significa “no sé”. Un solo de danza coreografiado e interpretado por Juan Luis Matilla que bucea a través de creadores clásicos como Palucca o Perreault para salir a flote intercalando y remezclando estructuras de danza actuales como las de Josef Nadj, Martin Pisani o Thomas Hauert, sin dejar de lado estilos urbanos como el footwork o el breakdance.

La pieza, nos acerca al cinismo y al poder, a la emoción de la masa controlada desde el discurso ordenado, desde la retórica política, lo económico y la información hacia el no sé. En Boh! Matilla se centra en las raíces de la música italiana para componer la banda sonora de este espectáculo en el que expresiones, arengas y posturas vienen a mostrarnos una alegoría del discurso de la verdad y la libertad desde el poder.

Un poder que se ve sustentado con el cinismo del estar sin estar, con la ostentación y acopio de poder político, económico y mediático. Il Cavalieri, como objetivo, como ejemplo, como análisis desde la más pura técnica dancística, la estructura somática y vital que nos impulsa a organizarnos y determinar líderes que dirijan nuestros miedos, nuestras inseguridades y nuestras vidas.

“Boh, che ne so io.”

Los elementos coreográficos vienen de distintas vertientes, fundamentalmente heredadas de la tradición que dejan tras de sí Steve Paxton y Trisha Brown. La superposición de capas y texturas por acumulación es la metodología fundamental en la construcción del movimiento así como en el contenido y el recorrido del mismo. El desarrollo de esta manera de componer deriva en juegos alrededor de temas en una suerte de coordinación y descoordinación, a la manera de Thomas Hauert, con la superposición de motivaciones contrapuestas y superpuestas, y con el fin de  construir un engranaje en el que los distintos temas conviven y se distorsionan entre ellos buscando la sorpresa del espectador y del mismo intérprete durante la ejecución del movimiento.


Ficha artística ⬇

Coreografía, música e interpretación Juan Luis Matilla Terrones
Ayudante de dirección y coreografía Ana G. Morales
Diseño y técnico de luces y sonido Benito Jiménez Álvarez
Vestuario Ellavled Alcano Bruzual
Producción Anegro Producciones
Diseño y vídeo Daniel Alonso
Comunicación Olga Beca


En colaboración con: